Compartir ventanas de navegador o pantallas completas con páginas en las que confías

Compartir la pantalla es una nueva y poderosa función que te permite compartir el contenido de tu pantalla con una página web, por lo que podrás navegar con amigos o permitir a los técnicos que accedan de forma remota a tu equipo para resolver incidencias.

screenshare
Compartir tu pantalla puede ser peligroso si compartes una ventana del navegador o la pantalla al completo con páginas en las que no confías.

¿Cuáles son los riesgos de compartir pantalla con páginas en las que no confías?

Firefox te advertirá para que no compartas nada cuando la ventana del navageador está visible en tu pantalla, a menos que confíes en esa página. Te explicamos las razones:

  • Cuando compartes una ventana, una página web puede almacenar de forma pasiva lo que estés haciendo, incluido aquello que no tenías intención de compartir.
  • Las páginas pueden controlar de forma activa las ventanas de navegadores, haciendo aparecer información privada de otras webs con las que nunca tuviste intención de compartir nada. Suelen hacerlo de forma rápida y discreta. Si compartes tu pantalla con una página web maliciosa, esa página tendrá la capacidad de navegar como tú lo haces, pudiendo utilizar tu información de inicio de sesión para robarte información privada.

¿Qué causa estos riesgos?

Las páginas y la publicidad siempre han podido mostrar contenido de otras páginas, pero no deberían poder leer los píxeles que crean el contenido en ellas. Para obtenr información más técnica, puedes consultar esta política del mismo origen. Es un mecanismo de seguridad web muy importante que incluyen todos los navegadores.

Una vez que compartes una ventana de navegador con una página, estás permitiendo que esa página vea los resultados de las otras páginas a las que cita, incluida tu información personal. A partir de ese momento, el macanismo de seguridad web no es válido.

Por ejemplo: un usuario que no quiere cerrar sesión en la página de su banco antes de cerrar la pestaña y, justo después, comparte la pantalla con una página maliciosa. En ese momento, esa página maliciosa puede mostrar y capturar información personal de la cuenta, de forma inmediata o cuando el usuario no esté mirando o esté lejos del ordenador (se suelen basar en la inactividad o mirando a través de la cámara web si también la compartes).

Para obtener más información, consulta este post en el blog de Mozilla.
//Esta gente maravillosa ayudó a escribir este artículo: Ángela Velo. Tú también puedes ayudar: descubre cómo hacerlo.

¿Te resultó útil este artículo? Espera por favor...

Colabora en Ayuda de Mozilla